**EL RINCÓN DE ADOL3 VERSIÓN 2.00 TODO SOBRE VIDEOJUEGOS RETRO Y MI COLECCIÓN PARTICULAR**

23 de enero de 2020

La felicidad está en los detalles.

                                               


La felicidad en el mundillo del videojuego, centrándome en lo retro, es en ocasiones difícil de consensuar con el resto. En muchos casos va ligada a las diferentes vertientes dentro del mismo hobbie como pueden ser el coleccionista, el jugón, el poser o el que cumple con todos los requisitos.

Yo lo veo como un jugón coleccionista poser, y el simple hecho de poder tener ese objeto del deseo, me llena de orgullo y satisfacción. ( así como suensa )

Un simple periférico molón nos quita el sueño hasta que por un golpe del destino y una liquidación, cae en nuestras manos.

Nada práctico pero una belleza

Otras veces, sin haber jugado a la versión para la que está pensado, un ítem promocional de un juego de culto/favorito nos puede llegar a entusiasmar por muy insignificante que sea.

Romanticísmo

En otras ocasiones, esa promo puede venir de algo tan cotizado, raro y buscado, que se nos hace indispensable el poseer ( no poser ) tal objeto oscuro y del deseo.

Maravilloso como su papá

Cuando las cosas pasan a mayores, ese sistema japonés tan esquivo y del que tan poco se supo aquí, ya es una casi obligación, llegando a sentir que la vida te ha sonreído cuando lo ves entrar por la puerta.


Wanted: Dead or Alive

Y volviendo a lo promocional, ni tan siquiera buscamos ya algo comercial, necesitamos esos ítems que sólo se pudieron ver en eventos o tiendas, una pieza de museo para llevarnos a las pivis de calle. ( que no chicas de la calle )

Luz divina

Y si de felicidad extravagante hablamos, qué mejor que ese add on tan desconocido y deseado por los más cultos y freaks del lugar, algo no demasiado práctico pero como pieza de museo puede ser toda una reliquia.

WTF?

Cuando ya somos poseedores de aquel sistema que mencioné, pero a sabiendas de que en la mayoría de los casos, necesita de su media naranja para ser algo completo y lucible, no es fácil traer ciertos ítems por lo delicados que son. En este caso, no tuvo que venir de muy lejos.

Objeto du deseo

Rara vez encontramos la felicidad sin buscarla, debido al altruismo y amor de las amistades, que no sólo vienen desde oriente para conocerte, sino que te traen piezas que ni siquiera uno conoce hasta ese momento. Un abrazo Chibi!

Ni lo conocía

Pero lo que no hay duda es de la felicidad de los ítems más famosos y buscados, tenerlos es ley y si se pudieron conseguir en su día por el precio real, la felicidad y satisfacción es mayúscula.

Un incunable

Pero no hay felicidad sin tristeza, y en ocasiones, por desgracia, ese objeto que tanto costó conseguir y a un precio decente se tiene que ir por los motivos que sean, aunque casi siempre es debido a la más antigua de las necesidades humanas, la subsistencia...

Nunca te olvidare...

Aaah, pero la suerte juega un factor clave también, y si aquel deseado chisme que durante siglos has codiciado, se pone a tiro en condiciones inesperadas de oferta, y por partida doble, doble la felicidad  que sentimos cuando llegan en pareja.


Llegó el doble sin querer

Y si ya la felicidad nos embriaga por aquel sistema que pudimos conseguir antaño, y el cuerpo nos pide más de esa droga, pues la necesidad de ampliar en modelos y variantes se vuelve una obligación. Al final nos volvemos locos, pero de felicidad.


Bonito del tó

Pero toda la felicidad de sistemas japos rarunos tiene su origen, y si antes de todos los anteriores ya éramos de los que necesitábamos un Towns para vivir, la suerte volvió a hacer acto de presencia para conseguirlo, completo y por una suerte de precio. Felicidad al cubo.

Chollo exótico bonito

¿Y qué sería la felicidad de uno sin poder ofrecer felicidad a los demás? Hay que pensar en el prójimo, ese amigo que es fanático de cierto sistema pero no consigue su GRIAL de ningún modo a precio terrenal. En ese caso, la maquinaria se pone en marcha hasta que uno se queda satisfecho y feliz de poder ayudar a su semejante.


Encargos felices

El detalle de la felicidad para un raruner es tener aquello deseado en el modelo más chungo o desconocido, y yo no podía ser otro que ese mentecato que no se conforma con lo regular, necesita ser feliz con lo especial. Muchas veces toca tirar de TRY again, pero al final se consigue.


One, two, TRY

Una de las claves de la felicidad del loco coleccionista es la paciencia, y ver su próxima víctima por precios insanos es un sin vivir, algo que se ve recompensado con el paso del tiempo y mucha suerte. Poder hacerse con esa joya por 3-4 veces menos del valor especulativo del mercado es sólo cuestión paciencia, mucha paciencia...


Al final y por muy poco


Ese poser, lamedor de precintos o ser inmundo entre los PERFECTOS polis del retro, siente felicidad cuando restriega sus posesiones más preciadas entre caras largas y verdes de envidia, y encima por ser el de su época, comprado por 10 veces menos que los actuales. Es la felicidad del hijoputer, pero que gusto...


En tu cara verde


De lo que sí se puede presumir es de cuando uno completa esa serie se ítmes que son como una colección en sí misma, con paciencia, inteligencia y tesón. Los Working Designs Ultra Series NTSC/U de Sega CD son felicidad pura, pero en el momento de estar los 4 juntos ya hablamos de GOZO INSANO.


Costó pero se sonsiguió

Muchos son los tipos de felicidad, y como ya mencioné, el tema de recibir algo inesperado es motivo de júbilo, y en algunos casos a niveles extremos con ciertas cosas que ni muerto uno se podía esperas. Pomporrioso me hallo, y pomporrioso seguiré.


Pomporriada del copón

Que tengamos gustos exquisitos, o seamos afines a ciertas sagas, personajes etc. es algo normal, en mi caso YS es mi infancia, y tener algo de promoción tan chulo como este reloj despertador se convirtió en suerte y felicidad. El otro fue un regalo para mi hermano. Así soy.

Maravilla 

Hay felicidades que cuestan riñones y muchos años de espera, en este caso fueron las dos cosas. No estoy orgulloso del modo de conseguirlos pero sigo feliz por tenerlos así de completos. Towns nunca fue asequible, por desgracia.

Dark item

Upgradeado

Felicidad al completo es no tener bastante con lo que aquí nos vino, necesitar lo original, siempre superior y con mejoras en todo. Si uno se siente feliz con ellos, que nadie los separe.


6 mejor de 3

Somos caprichosos por naturaleza, y objetos que no necesitamos, en ocasiones se nos hacen una necesidad vital. No  quiero pensar en cómo me encapriché de ésto, pero sí puedo decir que felízmente lo conseguí casi regalado.

Te quiero, o no, o sí, o no...

El feliz incauto e ignorante que por motivos que no recuerda, se hace con un objeto tan raro, limitado y buscado, que no sabe bien lo que tiene, y lo mejor es que llegó por la cara, de eso si puede acordarse.


Raro parece, raro es...


No todo van a ser ítems para jugar, las BSO están estos días muy de moda, vinilos de oro, cd's de platino, y yo con esta joya atemporal que no costó mas que un real. Ahora es un JOLI GRAIL de la leche.

Por qué vales tanto hoy?

Y para terminar, la felicidad del desconocimiento de esas ediciones raras que salían sólo para Japón y que encima eran de juegos mierder. Tampoco se podría uno quejar porque el añadido es bonito y en conjunto queda resultón. Lo mejor es que no se conoce ni en la china, a pesar de ser muy simple el original.


Juego malo, edición chachi



La moraleja de la entrada queda clara, sé feliz con lo que te hace feliz, y lo que digan los demás está de más....lalalaaaala la lala laaaaaaaa. xD


Esta entrada y el blog no podría ser posible sin la ayuda de los suscriptores:

@Urza Juanlucard
@WorldViceous
@Vivaeljueves
@Flaptem EL JEFECILLO


Si te gusta el blog y quieres ayudar, suscríbete al botón DONAR. 

6 comentarios:

  1. Ese towns bonico con la turbina eólica en el frontal. Todo lo demas: bazurah

    ResponderEliminar
  2. Todo muy bonico pero hay cosas que como no pongas que son no lo voy a saber nunca

    ResponderEliminar
  3. Caprichos! Así es la vida, hay que tener caprichos. Unos nos quitan el sueño mientras los buscamos, otros nos dan orgasmitos al conseguirlos.
    Ais... el complejo arte del coleccionismo :P

    ResponderEliminar
  4. Exacto, pero la felicidad se termina cuando empiezan las penurias. T______T

    ResponderEliminar